Origen, historia y evolución del Flamenco

El flamenco es una expresión artística que resulta de la fusión del cante, la danza y el acompañamiento musical. Se caracteriza por la perfecta armonía que existe entre estos tres elementos.

Pero, ¿de dónde surge este arte?

Os contamos en este post el origen, historia y evolución del Flamenco.

Origen e historia del flamenco

El origen de este arte podría considerarse como un misterio ya que verdaderamente no está muy claro. Hay varias teorías, una de ellas indica que el mestizaje de las culturas que convivieron en la España de los siglos XVI al XVIII, como la árabe, judía, cristiana y gitana proveniente de la India, propició la creación de este género.

Hay otra teoría que señala que la palabra flamenco proviene del término andalusí “Fellah min gueir ard”, una expresión cuyo significado se podría traducir como “campesino sin tierra”. Pero, realmente, la más extendida data su origen a finales del siglo XVIII en las ciudades y campos de la baja Andalucía. Los primeros vestigios escritos que encontramos de este arte son en Jerez de la Frontera, pero no concretamente en el siglo XVIII.

Aunque originalmente el flamenco sólo era cante, con el paso del tiempo se fueron introduciendo el baile y la música, principalmente de la guitarra. Todos estos elementos están influenciados por bailes, cantes y sonidos tradicionales de diferentes áreas geográficas de España, y como hemos mencionado antes, de las culturas que convivieron en nuestro país.

No fue hasta después de la Guerra de Independencia Española cuando el flamenco empieza a destacar y a innovar, gracias a la fascinación que había en la época por lo andaluz, el bandolerismo y la aparición de las escuelas taurinas de Sevilla y Ronda. Es por esto que comienza a verse como un ideal del casticismo y deja de atribuirse solamente a los gitanos.

Evolución del flamenco

El crecimiento del flamenco como arte a principios del siglo XIX permitió que cruzara fronteras más allá de Andalucía y empezara a llegar cada vez a más ciudades de España, incluso a la corte.

Es en este momento cuando empiezan a surgir los primeros cafés cantantes, unos locales nocturnos dónde el público podía beber mientra disfrutaba de un espectáculo flamenco. Una tradición que sigue viva a día de hoy que data sus orígenes en 1880, dónde surgió la figura del cataor profesional y dónde el flamenco terminó de estructurarse.

A partir de entonces es cuando el flamenco deja de ser parte solo del pueblo gitano y empieza a llegar al resto de la población. En los cafés cantantes el pueblo no gitano empieza a aprender su cante, mientras que los gitanos reinterpretan cantes tradicionales andaluces.

Durante las décadas que van de 1920 a 1950 surge la Ópera Flamenca, llevando el cante y el baile a teatros y plaza de toros. Este hecho permitió que el flamenco se extendiera ya no sólo por España, sino por ciudades de todo el mundo. Aquí el fandango cobra especial importancia ya que lo qeu se buscaba era aelgra r al público.

También en la década de los 50 surge la Flamencología en Jerez de la Frontera, la institución más antigua dedicada a este arte cuya misión es estudiar, investigar, defender, promover y conservar este bien cultural inmaterial de la humanidad.

Origen historia y evolución del flamenco

Si quieres descubrir este arte universal, el lugar perfecto para ver un espectáculo de flamenco es en un tablao. Aquí es dónde se crea la magia y el duende, dónde los artistas se expresan y dónde el público puede sumergirse de lleno en este arte.

¡Reserva tus entradas y disfruta del increíble espectáculo de Flamenco en Palacio!

https://flamencoenpalacio.com/entradas-espectaculo-flamenco-granada/